Información de la compañía:

Esta página web (www.obrinvest.com/eu) está operada por OBR Investments Limited una firma de inversión chipriota, autorizada y regulada por la Cyprus Securities and Exchange Commision con licencia CIF número 217/13. OBR Investments Limited está registrada en 12 Archiepiskopou Makariou Avenue III, Office No. 201, ZAVOS KRISTELLINA TOWER, 4000, Mesa Geitonia, Limassol, Chipre.

 

OBR Investments Limited posee y opera la marca “OBRinvest”.

 

Advertencia de riesgo:

Los CFD son instrumentos complejos y conllevan un alto nivel de riesgo en la pérdida del capital rápidamente debido al apalancamiento. La gran mayoría de las cuentas de los inversores minoristas pierden dinero cuando operan CFD. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir un alto riesgo en la posible pérdida de su capital. El rendimiento anterior no constituye un indicador fiable de los resultados futuros. Los pronósticos del futuro tampoco constituyen un indicador fiable del rendimiento futuro. Antes de decidirse a operar, debe considerar cuidadosamente sus objetivos de inversión, nivel de experiencia y tolerancia al riesgo. No debe depositar más de lo que pueda permitirse perder. Por favor, asegúrese de que entiende en su totalidad el riesgo asociado con el producto previsto y busque asesoramiento independiente si fuera necesario. OBRinvest no facilita asesoramiento, recomendaciones u opiniones en relación con la adquisición, mantenimiento o disposición de los productos financieros. OBR Investments Limited no es un asesor financiero y todos sus servicios son proporcionados por ejecución. Por favor, lea nuestra Divulgación de riesgos.

 

Restricciones regionales:

OBR Investments Limited ofrece servicios dentro del área económica europea (excluida Bélgica) y Suiza.

 

OBR Investments Limited no facilita asesoramiento, recomendaciones u opiniones en relación con la adquisición, mantenimiento o disposición de los productos financieros. OBR Investments Limited no es un asesor financiero y todos sus servicios son proporcionados por ejecución.

Contrato por Diferencia

¿Qué son las operaciones con CFD?

El contrato por diferencia (CFD) es un modo cada vez más popular que los operadores utilizan para especular en el movimiento de varios precios de activos. El CFD es un tipo de contrato entre un comprador y un vendedor donde el comprador debe pagar la diferencia entre el precio del activo cuando se abre el contrato y su valor cuando el contrato se cierra. Muchos operadores prefieren utilizar los CFD para especular con los movimientos de los precios porque les permite evitar la titularidad del activo subyacente. Es clave tener en cuenta que el valor real del activo no se apoya en el CFD, solo el cambio de precio desde la apertura al cierre del contrato.

Los CFD se operan directamente a través de un bróker de CFD y no hay Bolsas involucradas en dichas operaciones. La popularidad de los CFD puede vincularse a los beneficios que esta clase de activos ofrece a los operadores.

¿Cómo funciona?

Como ya hemos mencionado anteriormente, el CFD se utiliza por los operadores que desean especular con el cambio de precio de algún activo. Al participar en un contrato con un bróker de CFD como OBRinvest, es posible beneficiarse cuando el precio de un activo subyacente sube o desciende. Si el operador cree que el precio del activo va a subir, comprará un CFD en largo, pero si creen que el precio va a caer, comprarán en corto. Cuando el contrato finaliza, necesitan, o bien pagar el precio de la diferencia al bróker, si el precio se ha movido en su contra, o recibir beneficios de la venta del CFD si el precio se ha movido a su favor. No obstante, los operadores sufrirán pérdidas en caso de que sus predicciones sean erróneas.

¿Cómo operar CFD?

Operar con CFD debe aprenderse. Vamos a ver un ejemplo para conocer cómo funciona.

Imaginemos que hay un valor con un precio de oferta de $50.52 y el operador desea comprar 100 valores. En una compra tradicional, el operador necesitaría $5,052 para comprar los 100 valores. Pero si se utilizan los CFD, el operador tal vez solo necesite un margen de un 5% o $252.60.

En el momento que la posición del CFD se abre, se dará una pérdida que equivale al spread de la oferta-demanda. Si este spread es $0.05, entonces el valor necesita ganar (o perder si la posición es en corto (venta) $0.05 para igualarse.

Si el valor repunta a $51.12 en una cuenta tradicional, el lote podría venderse con un beneficio de $100, o un reembolso de un 2%. Al mismo tiempo, el precio de oferta CFD podría solo ser de $51.50, por lo que al utilizar los CFD, el beneficio será más pequeño debido al spread de oferta-demanda.

Debido a los spreads, el operador generará ganancias de $0.93 por valor o $93 por un lote de 100. Sin embargo, como solo se requiere un 5% de margen para abrir una posición CFD, el reembolso es de 36.8%. Ese es un reembolso bastante mejor y con el tiempo irá aumentando.

Ventajas de las operaciones con CFD

En las operaciones CFD existen una serie de ventajas que el operador obtiene sobre el modo tradicional de operar los activos.

Apalancamiento mayor – Debido a las regulaciones europeas, la mayoría de los operadores están limitados a un apalancamiento de 30:1 en las operaciones con CFD, pero aún así está bastante por encima del apalancamiento disponible con los brókeres tradicionales. Y para los profesionales o los que se encuentran fuera de la Unión Europea, el apalancamiento puede llegar incluso a 400:1. Los operadores necesitan tener en cuenta que cuanto mayor es el apalancamiento, mayores serán las pérdidas que se pueden sufrir.

Sin normas para operar en corto – Algunos mercados tienen normas que prohíben operar en corto, o lo hacen más difícil, pero con los CFD siempre puede hacer operaciones en corto sin limitaciones.

Sin requisitos en las operaciones de día – Algunos mercados requieren una cantidad mínima de capital antes de que el operador pueda seguir los patrones bursátiles del día. No existe tal requisito en los CFD y los operadores pueden comprar y vender lo que quieran cada día.

Acceso mundial a los activos – La mayoría de los brókeres CFD ofrecen todas las clases de activos, incluyendo valores, índices, materias primas y divisas (incluyendo las cripto). Además, existe la plataforma “todo en uno”, desapareciendo la necesidad de tener cuentas múltiples para poder operar con las diferentes clases de activos.

Ejecución profesional sin comisiones o cuotas – Mientras que los brókeres tradicionales podrían cargar algún tipo de comisión o cuota en cada compra o venta efectuada, los brókeres de CFD solo ganan el spread y prácticamente nunca cargan comisiones. Y, además, los brókeres CFD ofrecen los mismos tipos de órdenes y ejecución rápida de los brókeres tradicionales.

Desventajas de las operaciones CFD

Como ocurre con todo, existen algunas desventajas a la hora de operar CFD

Los operadores son responsables del spread – Como los operadores son responsables del spread en cada entrada y salida, podría ser más difícil conseguir reembolsos de los pequeños movimientos del mercado cuando se operan CFD. Esto compensa de alguna manera la falta de comisiones y cuotas.

Riesgos añadidos – Las operaciones CFD exponen a los operadores a riesgos con el apalancamiento que pueden acabar con los saldos de sus cuentas si no se entienden adecuadamente. También hay riesgos de ejecución en los mercados de movimientos rápidos que podrían conllevar pérdidas inesperadas. También hay riesgos de liquidez y margen que algunos operadores no están acostumbrados a gestionar.

% completado

Métodos de pago
Con el fin de realizar un depósito, primero necesita verificar su cuenta.
Su archivo ha sido rechazado. Por favor, póngase en contacto con atención al cliente.
Lo entiendo

Estimado(a) ${UserName},

Esta acción no está disponible para la cuenta demo.
Cambie a su cuenta real, agregue fondos y empiece a operar.

Realice un depósito en su cuenta

Esta sección está abierta solo para los clientes, por favor, inicie sesión o regístrese